© 2019 Centro Costarricense para Mindfulness. Derechos Reservados.

  • w-facebook
  • Twitter Clean

Reducción de Estrés y el 

Mindfulness

 

 

El reto de los profesionales emergentes en la medicina cuerpo-mente de hace 30 años, fue identificar los aspectos útiles y relevantes de las prácticas meditativas del antiguo oriente, y traducirlo en algo práctico y sistematizado para el sistema de salud de la cultura occidental.

 

Dentro de los pioneros se encuentra Jon Kabat-Zinn, fundador de la Clínica para Reducción del Estrés y el Centro para Mindfulness de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, EEUU. En 1979, introduce el mindfulness (atención plena) a la sociedad médica desarrollando el programa Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena, conocido en inglés como MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction).

 

Debido a los excelentes resultados, por más de tres décadas ha servido como complemento en tratamientos tradicionales médicos y psicológicos. Miles de médicos y profesionales de la salud refieren el programa como un coadyuvante a sus intervenciones, y cientos de clínicas y centros médicos alrededor del mundo lo utilizan como referente a sus programas complementarios.

 

Después de 40 años de investigaciones científicas, el entrenamiento en el programa MBSR sugiere que los participantes vivencian efectos positivos y profundos en sus habilidades para reducir los síntomas médicos y el estrés psicológico, y aprenden a vivir una vida con mayor plenitud.

 

Este programa no tiene ningún énfasis religioso y fue creado para que atrajera a individuos de cualquier credo y que quisieran realzar su propio bienestar.

 

Las personas que participan en el programa asisten por diversidad de razones, de las cuales se pueden apuntar algunas como:

 

• Estrés laboral, familiar o financiero

• Dolor crónico (espalda, artritis, fibromialgia, etc.)

• Enfermedad (cáncer, diabetes, etc.)

• Problemas gastrointestinales

• Ansiedad, pánico, preocupación

• Depresión

• Trastornos del sueño

• Fatiga

• Hipertensión

• Dolores de cabeza

• Duelo y separación

• Problemas con sustancias (drogas, fumado)

 

Aunque los participantes son enviados por doctores o se auto-refieren, muchos toman el curso a pesar de que están bien físicamente, afirmando que su ritmo de vida está “fuera de control” o sencillamente “no se sienten del todo bien”.

 

Después de múltiples investigaciones realizadas y publicadas a lo largo de cuatro décadas en centros médicos y en revistas de medicina y psicología, se ha demostrado que los participantes del programa de Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena (MBSR) reportan:

 

1) Disminución duradera de los síntomas físicos y psicológicos.

 

2) Incremento en la habilidad para relajarse.

 

3) Reducción en los niveles de dolor y aumento en la habilidad para manejar el dolor persistente.

 

4) Mayor energía y entusiasmo por la vida.

 

5 )Aumento de la autoestima.

 

6) Habilidad para afrontar más efectivamente situaciones estresantes a corto y a largo plazo.